Blog

VIVIR COMO UN ESTOICO: EL CAMINO HACIA LA PLENITUD

¿Cómo nos equivocamos y hasta dónde debemos remontarnos para encontrar un camino mejor? Probablemente hasta el año 300 a.C., con los estoicos, que nos dieron la filosofía conocida como estoicismo. Discípulos de una escuela filosófica activa durante varios siglos en Grecia y Roma, creían que todo lo que nos rodea funciona según la ley universal de causa y efecto.  En lugar de concebir una sociedad optimista, los estoicos se enfrentan a la vida tal y como es: con todas sus imperfecciones, desordenada y casi siempre impredecible, sorprendiéndonos cuando menos lo esperamos.

VIVIR COMO UN ESTOICO: EL CAMINO HACIA LA PLENITUD

En el lenguaje actual, utilizamos la palabra «estoico» para describir a alguien que tiene la capacidad de mantener la calma bajo presión, alguien que es emocionalmente inteligente, alguien que evita los extremos emocionales.  Podemos atribuir este significado a Zenón de Citio, un rico comerciante greco-fenicio de Chipre, que sufrió una ruina financiera extrema y catastrófica por circunstancias ajenas a su voluntad, que le dejaron sin dinero, sin casa y sin posesiones.  En su desesperación, empezó a preguntarse por el sentido de la vida y se inspiró en un alumno de Sócrates llamado Jenofonte. Despertada su curiosidad, Zenón buscó entonces la guía y las enseñanzas de filósofos de renombre, y más tarde enseñó su propia filosofía desde lo que hoy es un famoso lugar de la antigua Atenas, conocido como la Stoa Poikile, que significa el Porche Pintado. De este pórtico pintado toma su nombre la escuela filosófica del estoicismo.

Como filosofía y práctica, el estoicismo enseña la importancia del autocontrol, pero hay que hacer una distinción importante. Aunque el estoicismo se centra en la superación personal, no es una filosofía egocéntrica. Por el contrario, el estoicismo es una filosofía práctica diseñada para ayudarnos a permanecer tranquilos, inquebrantables y con los pies en la tierra incluso cuando nos enfrentamos a retos, dificultades, adversidades y penurias.  El estoicismo es análogo a la gracia bajo presión.

Los estoicos nos enseñaron a perseguir la superación personal a través de estas 4 virtudes cardinales:

  1. La virtud de la sabiduría práctica: la capacidad de desenvolverse en situaciones complejas de forma lógica, informada y calmada.
  2. La virtud de la templanza o moderación: ejercer el autocontrol y la moderación en todos los aspectos de la vida.
  3. La virtud de la justicia: tratar a los demás con equidad y compasión incluso cuando han obrado mal.
  4. La virtud del valor: no sólo en circunstancias extraordinarias, sino también para afrontar los retos cotidianos con claridad e integridad.

¿Qué consejos prácticos pueden enseñarnos los estoicos que podamos aplicar a nuestra vida actual? El libro de Epicteto El Enchiridion ofrece algunas lecciones inspiradoras:

Lección 1 – Son tus juicios los que te perturban

Los acontecimientos que suceden no te perturban, son tus pensamientos y emociones ante ellos los que lo hacen.  Evita dar etiquetas a las cosas como buenas o malas y no permitas que te afecten a lo largo del día.

Lección 2 – No culpes a los demás ni a factores externos de tu desgracia

Cuando culpas a los demás de tus sentimientos negativos estás siendo un ignorante.  Cuando te culpas a ti mismo de tus sentimientos negativos, estás progresando. Eres sabio cuando dejas de culparte a ti mismo o a los demás.

Lección 3 – Lo que tenga que ser, será

No desees que las cosas sucedan como a ti te gustaría, más bien da la bienvenida a lo que suceda. Este es el camino hacia la paz, la libertad y la felicidad. Optimiza lo que puedes controlar y libera tu necesidad de un resultado predeterminado.

Lección 4 – Prepárate para que se rían de ti

Si decides vivir según principios elevados, prepárate para que los demás se rían de ti por tener principios elevados. Ignora los comentarios ignorantes, pero asegúrate de no tomar el camino más difícil. Se reirán de ti por intentar superarte, pero sigue haciéndolo. La gente se dará cuenta de que ése es tu auténtico «yo» y de que estás progresando.

Lección 5 – Asegúrate de no volverte pretencioso

Si te mantienes fiel a tus principios, la gente que se burla de ti acabará cayendo en la cuenta e incluso puede que te admiren; sin embargo, si dejas que los demás te influyan para que abandones lo que empezaste, te ridiculizarán dos veces.  En primer lugar, por seguir esos principios y, en segundo lugar, por renunciar a ellos. Mantente en el camino.

Lección 6 – Todo tiene un precio

Todo en la vida tiene un precio. Si no estás dispuesto a pagar el precio que otra persona está pagando para conseguir algo, eso no te hace ni peor ni mejor que ella.

Lección 7 – Sé fiel a ti mismo

Decide qué tipo de persona quieres ser y cíñete a ella, tanto si estás solo como acompañado.

Referencias

Wright, G. (2007). Women Reading Epictetus. Women’s Writing14(2), 321-337.

Epictetus, E. (2018). Encheiridion. BoD–Books on Demand.

Tareas Express

LATAM

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
VIVIR COMO UN ESTOICO: EL CAMINO HACIA LA PLENITUD

boletín informativo

Contacto

Escríbenos si tienes dudas e inquietudes